27 oct. 2013

La diosa virgen (1973)



Película - Isabel Sarli es La diosa virgen (1973)

En pleno corazón de África habita una tribu de guerreros indígenas, que adoran como su diosa más preciada a una supuesta mujer blanca de exuberante belleza y enorme encanto. Un día aparece en sus costas el retrato vivo de esta diosa, pero está casi muerta, por lo que comienzan a curarla con gran esmero, para consagrarla Reina del lugar. La mujer mejora y deberá comenzar a desenvolverse en un mundo poblado de animales salvajes.

Mientras sea virgen, esta mujer puede ser inmortal, pero los problemas empiezan cuando aparece el aventurero Bo.


Comentario de Gepro

Principalmente y para destacar, esta es la única película protagonizada por Isabel Sarli fuera de latinoamérica. Quien lleva el mando del filme es Dirk de Villiers, un cineasta sudafricano
con una de la más largas trayectorias profesionales de su país.
La película no tiene mucha diferencia con el resto de las estelarizadas por la primer bomba sexual argentina.
Las tierras sudafricanas y la tribu que endiosa a una mujer imponente, se encargan de hacer más cruda y creíble esta aventura fantasiosa. 
Isabel Sarli supo nadar y revolcarse desnuda en lugares tan exóticos como la selva misionera, las nieves patagónicas o las costas brasileras; Pero en esta historia que la convierte, tras un naufragio, en una bella mujer inmortal adorada por una tribu, Sarli está más apagada y limitada que nunca (y eso que nunca necesitó de diálogos extensos) también por el hecho de encarar un idioma casi imposible para ella.
De todas formas, como en casi la totalidad de sus películas, a Isabel ¨Coca¨ Sarli la resguarda en la co-producción su inseparable mentor (esta vez no la dirige) Armando Bó, pero es su hijo Víctor Bó (como en la mayoría de las películas de la Sarli) quien comparte protagonismo con la actriz.

No estamos ante ninguna película de excepción entre las de la ¨Coca¨ Sarli, de hecho protagoniza muchas películas superiores a ¨La Diosa Virgen¨, pero vale destacar que los realizadores, reparto, escenarios naturales sudafricanos, etc., la tornan al menos una película ¨diferente¨ y necesaria para los fanáticos del mito erótico argentino.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.