Mostrando las entradas con la etiqueta Informe. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Informe. Mostrar todas las entradas

21 ago. 2019

Pogrom - Coprófago (1993)



Lado A

01 - Intro séptico
02 - Miserere´s colicus

Lado B

03 - Menstruofagia
04 - Abonus track

Si bien los recursos eran escasos y no tenían experiencia en un estudio profesional, Pogrom grabó el demo "Coprofago", el cual los llevó a ganarse un lugar en la escena extrema local. No todos los comentarios y críticas fueron positivas, pero dejaron marcada su presencia a partir de entonces.


La formación del demo "Coprófago" de Pogrom: Federico Solano (guitarra), Martin Silvestre (batería), Elio Perrota (bajo y voz) y Dario Ordoñez (guitarra).

Foto tomada en el norte de la ciudad de Salta, en las inmediaciones de la estación Chachapoyas hay una pequeña formacion rocosa de poca altura pero con unos cortes rocosos como el de un pico de montaña. Ahora exactamente donde están sentados los músicos se erige una cruz de madera 


"Salta no es un buen lugar para hacer algo" Así comienza una de las primeras gacetillas de Pogrom, la banda de death metal que puso en el mapa no solo a su provincia sino a todo el Noroeste argentino. Con Darío Ordoñez todavía al frente del ahora cuarteto, Pogrom comenzó con una formación que incluía como cantante a Jorge "Blackie" Rodríguez, quien luego formó otra banda destacada de la escena salteña, Profanación. En 1991 ya comenzaron con sus primeras grabaciones en forma de demo, y se dieron a conocer en 1993 mediante "Coprófago". Así comenzaba la leyenda del NOA.





4 sep. 2017

The best of Belladonna (2006)



Belladonna es una actriz fundamental de la industria del cine para adultos de los últimos años, hizo del género algo revolucionario, adaptando a la cultura del gran mercado, en especial subgéneroslos cuales antes  formaban parte del porno raro y bizarro.

Sus películas tienen estilo visual reconocible, con mucho movimiento a veces sin cortes, gritos escandalosos, maquillaje corrido por sudor y aceite. Así creó escuela, con chicas de comportamiento extremo, estética punk, mucho tatuaje femenino,  y empalamiento extremo.

Tiene muchas sagas donde en diversas categorías, como el anal, el fetichismo y el lesbianismo a los que da su particular visión entre lo pop y extremo.

Siguió con su carrera en pleno embarazo y por citar dos película destacables  de su extensa filmografia se recomiendan las sagas Fetish Fanatic, No Warning y la Belladona's do not disturb.


2 sep. 2017

Discos poco valorados del death metal




Según teamrock.com es una lista de diez discos de death metal altamente innovadores, pero poco valorados en su momento. Como sea, son discos muy buenos, la mayoría son conocidos por los adeptos o se pueden ver en cualquier sitio de descarga, venta o difusión. 


Necrophagia - Season of the dead (1987)



Carnage - Dark recollections (1990)



Impetigo - Ultimo mondo cannibale (1990)



Gorguts - Considered dead (1991)



Vital Remains - Let us pray (1992)



Disincarnate - Dreams of the carrion kind (1993)



Pyrexia - Sermon of mockery (1993)



Internal Bleeding - Voracious contempt (1995)



Angelcorpse - Hammer of gods (1996)



Desecration - Gore and perversion (1996)






























6 ago. 2017

Cuchillos y armas criollas




No se pretende dar información de primera mano, solamente compartir imágenes y datos. 




Las armas criollas argentinas son  el facón, la daga, las boleadoras y la chuza, junto al poncho y el rebenque, integran el sistema de combate, la esgrima criolla, desde sus comienzos a finales del siglo XVIII hasta la actualidad. 

 
La daga es parecida al puñal pero posee filo y contrafilo, filo en ambos bordes y se elaboraba con bayonetas viejas y restos de espadas. Usualmente presentaban canaletas longitudinales sobre las dos caras de la hoja de entre 20 y 60 centímetros, que los paisanos justificaban como necesarias para las sangrías, o la forma de sacrificar un animal seccionando su vena yugular.

El facón es un arma blanca que se diferencia del puñal y de la daga porque la hoja presenta un solo filo y en raras ocasiones un pequeño contrafilo. Lo que lo define como tal es el guardamano o gavilán, en las armas blancas se conoce como guarnición en la espada se llama cazoleta, más o menos pequeño pero siempre existente, en forma de un simple travesaño en cruz, ese o u y la intrusión del cabo al medio del mango de eje simétrico. Es usual ver representaciones gráficas del facón donde en realidad se muestra un cuchillo.
El gavilán es una chapa ovalada y transversal a la hoja, que no sirve para quitarle por enganche el arma al adversario, pero sí para detener los golpes. Las hojas son de una longitud de entre 30 y 40 centímetros de largo por 20 a 25 milímetros de ancho, siendo, por lo tanto delgadas en relación a la longitud.
Para su elaboración se usaron en el pasado hojas de bayonetas y espadas, sin intentar modificarlas en demasía y concentrándose por lo tanto todo el trabajo artesanal sobre todo en la empuñadura y en la funda. La empuñadura puede ser realizada en madera, cuerno o guampa, plata o plata con oro. La funda se hace de cuero, metal o combinación de ambos, con boquilla o agarradera y puntera con batiente, para proteger de posibles accidentes al portador del arma.

El caronero es una variante de la daga y el facón, con una hoja de unos 80 centímetros de largo, utilizado como arma para montera o caza en el monte o para matar reses. Por  tamaño,  las hojas provenían de sables y espadas. Se denomina caronero porque se llevaba en el recado, entre las caronas. Pero también se puede llevar entre el sobrepuesto y el cojinillo. El mango se colocaba hacia adelante y su filo hacia la izquierda o lado de montar.
Los caroneros generalmente no poseían guardamano o gavilán, para facilitar su salida del recado. También se puede englobar el uso de otras armas como boleadoras, chuza (lanza) y lazo, como cuentan las crónicas de los combates con las tropas de Guemes en la guerra de la independencia, que los soldados realistas eran enlazados y arrastrados,

Guradia básica

El facón se empuña apoyando el cabo sobre la palma de la mano, manteniendo el pulgar extendido hacia la hoja, como se debe tomar para cualquier tarea, y la posición de defensa y ataque nos hace recordar a la esgrima tradicional con el florete, sin duda el estilo heredado de los españoles que en lugar de enrollar el poncho en su mano izquierda lo hacía con la capa, que en vez de usar facón usaban sus grandes sevillanas.

Facón mano/ mano vacía

El facón va en mano diestra, con el brazo semi extendido, el arma a la altura de la boca del estómago y nunca superando la vista. Hacia los laterales nunca debe el brazo superar la línea externa de la espalda, para el lado del cuerpo el arma no debe superar el frente del cuerpo. La pierna diestra adelantada, el cuerpo perfilado hacia delante, rodillas semi flexionadas y peso balanceado, en ambas piernas, no separadas nunca más de un ancho y medio de hombros, listo para un avance o retroceso, y apto para actuar en las literalidades. En la mano el facón apunta el ángulo externo del cuello del oponente y siempre manteniéndolo en movimiento, no doblar la mano hacia el lado externo dando la palma de frente.

Facón/ poncho

En este caso lo que cambia es el poncho enrollado en la mano izquierda hasta la altura de la vista dejando caer el restante con los flecos, y relegada y más baja la mano con el facón, aproximadamente a la altura de la boca del estómago.
Facón / rebenque
El rebenque en la mano izquierda se toma por la lonja y se golpea con el cabo, la guardia es con movilidad y el cabo va para atrás con el brazo izquierdo semi retraído, listo para golpear de manera descendente o lateral. O a la altura del corazón de frente.

Desplazamientos

Avance es con la pierna diestra ampliando la distancia entre ambas piernas, para después atraer la pierna retrasada, buscando una buena base.
Retroceso la otra pierna acompañada luego de la apertura por la diestra
El movimiento de esquive lateral es un cambio de piernas hacia 45° para atrás, volviendo a la posición inicial, o sencillamente con un salto de costado.

Topada es el avance rápido con el cuerpo evitando así el uso del cuchillo de oponente apabullándolo

Ataques

Planchazo o planazo es el golpe propinado con la parte plana del cuchillo en la cabeza, haciendo gala de la habilidad sin herir al oponente.
Hachazo golpe similar al anterior pero con el filo en el cual si se busca herir ya que va dirigido con el filo
Revés ante el retorno del cuchillo el regreso del mismo es con otro corte, volviendo en sentido contrario al que vino
Puñalada, chuzaso o estocada es el acto de clavar el facón, este va con movimiento de sacacorchos, terminando el contra filo del lado externo y el cuchillo paralelo al piso.
Podía ser profunda, la cual iba al cuerpo, alta dirigida al rostro (dejando un benteveo) o baja por debajo de las costillas( a las tripas)

Focos

Las puñaladas recibían distintos nombres, según la forma de dirigirlos o el lugar al que llegaban.
A punto alto o barbijo era un corte tirado al rostro.
La que baja las tripas. El vientre era una zona buscada solamente cuando se pretendía matar al contrario. Un lance muy difícil y peligroso, pues uno debía descuidar la propia guardia y estirarse para llegar a la zona del oponente más protegida mediante el poncho, la posición ligeramente agazapada y la presencia de la rastra. Pero cuando se lograba la peligrosa y temida puñalada, el efecto era contundente, tal como graficar con precisión su nombre.
Hachazo o Dios te guarde. Cabía también un golpe muy peligroso, dirigido a la cabeza, con toda la furia y de arriba hacia abajo: la denominación que proviene de la esgrima de espada española, conocida con similar
Un lance parecido era el planazo, aunque en este caso se intentaba atontar o al menos humillar al contrincante, golpeándolo con los planos laterales de la hoja. Menos sangriento, pero igualmente efectivo y contundente
Esquivar el bulto, era evitar la cuchillada
Quite es desviar la cuchilla con contacto de nuestra propia arma

Tretas

En la esgrima se basa mucho en la pelea de engaños y amagues,
Amago arriba corto abajo siempre el cuerpo acompaña la posición, Debe ir bien abajo.
Amago una cuerpeada pero punzo la mano del oponente. Se amaga un corte de revés pequeño pero con intención, y a continuación uno grande igual al anterior, pero este si va a destino.
Flecazo. Tirar el extremo del poncho hacia la cara, contraatacando en el mismo momento
Pisar el poncho. Se lo hacía pisar y al tirar del mismo se caía el contrincante distraído.
la manteada era la técnica aplicada al uso del rebenque, o el mismo poncho, usándose con fuerza y baquía, evitando así el inútil derramamiento de sangre. Cuando el adversario era despreciable por alguna condición moral o simplemente considerado poca cosa.

Visteo

En estos casos se usaba un palito o simplemente el dedo índice tiznado o engrasado sustituyendo el arma. La técnica de lucha -la esgrima criolla-, se basaba en las habilidades de visteador", fuera ésta adquirida o innata: vista y reflejos rápidos, un buen acopio de mañas y un gran dominio de las emociones.
Entre los sistemas que se utilizan para entrenar y mejorar la esgrima criolla, no solo esta el visteo, sino también las canchadas, se entiende por canchar o canchada el acto de penetrar en un espacio limitado de tierra, donde se habría de probar la pericia de dos combatientes en un juego, donde no solo debían mantenerse en él, sino que debían avanzar haciendo retroceder al enemigo, hasta desalojarlo de su puesto y así ganar, obviamente acompañado del visteo, que era la acción desarrollada por la vista en esta técnica de juego que era de tirar puñaladas y saberse atajar.
Siendo un juego en el visteo se adiestraba uno para adivinar el ataque del contrario para realizar un quite o un esquive sacando el cuerpo, En estos casos se usaba un palito o simplemente el dedo índice tiznado o engrasado sustituyendo el arma, se desarrollaba en la cancha en la cual ninguno de los dos quería salir, el retroceder demostraba a veces cobardía. Contaban con un bagaje técnico de lances y defensas, quites, esquives, hachazos, puñaladas, pero se buscaba humillar con un planazo en la cabeza demostrando al mejor esgrimista.

Armas gauchas

Boleadoras

Cuenta la leyenda, que el espíritu malo hacía enfermar a los indios de la tribu, el espíritu bueno quería castigarlo y como no podía alcanzarlo tomo tres estrellas (las tres Marías) las unió con un pelo de su barba y las arrojo, enredándolas en las piernas del espíritu malo, de este modo los indios aprendieron a confeccionar boleadoras.
Armas de guerra o elemento de caza o labor ganadera consistente de tres ramales de cuero crudo torcido, de 1,8 a 2 m cada uno y rematados en tres bolas de piedra, plomo, o madera dura envueltas (retobadas) estas últimas en cuero crudo. Revoleadas sobre la cabeza y arrojada con fuerza a las patas, cuerpo o cuello del animal. En el Martín Fierro son nombradas y alabadas como mortífera arma en manos de los pampas y fue según un escritor argentino, una boleadora la que arrasó en muchos años la reconstrucción nacional, cuando el soldado Federico Zeballo le boleó el caballo al General Paz en El tío, el 10 de mayo de 1831, haciéndolo prisionero.

Hay tres tipos de boleadoras:

El primer es las boleadoras con solamente una bola. El nombre para esto es "bola loca" o "bola perdida." utilizada para la captura de pequeños animales.
El segúndo tipo tiene dos bolas. Estos son ñanduceras o avestruceras, y les usan para capturar avestruces.
El tercer tipo, y lo más popular, es la boleadora con tres bolas que se llama Tres Marías. Las Tres Marías se están usando para trabajo con ganado y caballos. Cuando el gaucho tira las boleadoras y al pegar en un animal, las bolas se retuercen alrededor de las patas y el animal cae. Consta de dos o tres bolas, piedras muy duras pulidas en forma casi esférica o muy raramente erizadas. El diámetro de cada una de las bolas suele ser de unos 10 centímetros en las boleadoras de combate o de caza mayor. Tales piedras se encuentran unidas por tientos o guascas, tiras de cuero.
Los originarios usaban como materia prima para los tientos el cuero de guanaco y el cuero del cogote (cuello) y el tendón de la pata del ñandú. Con el paso del tiempo y la introducción de la ganadería, los tientos fueron reemplazados por reatas de tres cabos de cuero trenzado, generalmente de vacuno.

Chuza o lanza

Su origen puede ser atribuido en primer lugar a las lanzas propias de la caballería española desde la conquista (chuzo es un palo armado con pincho de hierro) y, en segundo término, al desjarretador de la vaquería. El indio primero y el gaucho después, la llamaron chuza.

Fue arma en las guerras desde principios del siglo XIX hasta comienzos del siguiente. (chuso en quechua significa seco, delgadito, arpón) Arrastradas por el caballo, atadas a los tientos del recado (de rastrillada), evitaban la boleada; cruzadas en tres y cubiertas por caronas y cueros formaron el bendito, carpa armada para el sueño en el campamento.
Las más comunes consistían en un palo o una tacuara y tenían sujeto en su extremo, como chuza una punta de hierro forjado o una hoja de cuchillo de marca mayor o una hoja de tijera de esquilar o de tusar. Su largo variaba entre 2 y 2,8 m (tropa) o hasta 3,5 m (jefes). Cuando la chuza era propiamente una punta de lanza, ésta era de acero o hierro forjado y tomaba la forma de un estilete de filos iguales, muy alargado o la de la palometa, a veces se forjaba en una sola pieza, con su moharra (media luna con las puntas hacia arriba o hacia adelante (según la posición de la lanza) que aumentaba su efecto desgarrante y servía para parar los golpes de lanza del adversario. Otras veces la moharra se forjaba separadamente y se enastaba en el punto de unión de la chuza con el astil.

En época de la colonia era tan grande la ventaja que los indios poseían en los combates con armas blancas, que el virrey Vertiz abandonó las alabardas o chuzas para armar a los blandengues con armas de avancarga y sables y así poder luchar contra ellos, ya que solo temían a las armas de fuego.

En las invasiones inglesas las tropas de Gral. Arce se enfrentaron con chuzas y las pocas armas de avancarga contra la columna inglesa del Gral. Beresford, lo mismo sucedió en la reconquista de Buenos Aires, en la cual, no hubo aceite hirviendo como en la escuela enseñan, sino, agua hirviendo, piedras, cuchillos y chuzas, y sobre todo, mucho coraje. Siendo justamente cuchillo y chuza lo que se le entregó al cuerpo de milicianos de esclavos de Liniers en la segunda invasión inglesa.

Reseña histórica

Hay varios términos y técnicas de la esgrima criolla que son similares a los de la esgrima española de los siglos XVI y XVII. Notoriamente el dios os guarde que los gauchos aún conocen como Dios te guarde.
La evolución de los facones fue hacia hojas cada vez más cortas sin embargo todavía en el siglo XIX varios viajeros describieron a los paisanos como similares al mástil de un barco a causa del largo facón que llevaban en la cintura. La hoja del facón del gaucho más famoso de fines del s XIX tiene (se conserva en un museo) 76 centímetros de largo. La guarnición de ese mismo facón tiene unos 15 centímetros de apertura y fue especialmente diseñada por su usuario.
La esgrima criolla es una esgrima tradicional imperfecta directamente derivada de la que usaban los españoles de fines del XVI y principios del XVII de quienes descienden los primeros gauchos. Desde el punto de vista de la cultura hay, además, infinitos puntos de coincidencia entre los gauchos y la soldadesca española de esa época. Formas de hablar, de bromear, aspectos de su relación con las autoridades.

Tradicional porque se transmitió como parte de una cultura, no como una ciencia.

Imperfecta porque deriva tal vez de la esgrima militar para espada de los soldados españoles acriollados.
Incluso la única diferencia marcial entre los indios locales y los gauchos es la esgrima criolla, que los indios jamás usaron. A caballo peleaban igual, a pie no. La posición de guardia es con el cuerpo hacia delante y cualquier cosa en la mano izquierda que pueda servir para parar el golpe enemigo, típicamente el poncho. Es una pelea de lejos, tirando puñaladas o tajos estirándose. Siendo completamente diferente de la esgrima de la navaja (esgrima usada en la España de los siglos XVI y XVII) Es otra distancia, otra guardia y otra arma.

Hay, sin embargo, tres o cuatro palabras del vocabulario gauchesco que tienen origen gitano (currar, jeta). En favor de lo dicho desde el siglo XVI el término que se usa para el arma del gaucho es daga, no espada. Pero existen varios facones cuyas hojas son de espadas roperas recortadas. Incluso, varios facones con hojas de bayonetas triangulares reforjadas como si fuesen un espadín corto.

Además, el gaucho no es del siglo XIX sino del siglo XVII. Los gauchos nunca aprendieron ni gustaron del uso del sable, de hecho cuando militaban y adquirían cierto rango como sargento y superior; solían volver al facón y dejar la lata. Incluso cuando peleaban contra la policía armada de sables lo hacían con el facón.

Junto con su caballo, el cuchillo y particularmente el facón o la daga, fue elemento distintivo del gaucho, a punto tal que no se concibe su imagen sin ellos. El gaucho fue famoso por su destreza en el manejo del cuchillo, y su empleo en los tristemente célebres duelos, motivados por cualquier motivo: una contradicción, unas palabras inadecuadas, un asunto de polleras, o los ánimos exacerbados por la bebida, podían iniciarlo. También el querer probar que un individuo era mejor cuchillero que otro, podía hacer que dos hombres se midieran en un duelo. La intención no era matar al contrario, sino marcarlo para siempre con una cicatriz que señalara su derrota. A veces, el fragor de la lucha o el encono o el exceso de bebida, hacia que uno de los contrincantes encontrara la muerte. Se decía que había ocurrido una desgracia y el matador era visto con conmiseración y hasta ayudado a huir de la escena del duelo y de la persecución policial. Solamente la repetición de las muertes convertía al gaucho en un matrero mal visto por la sociedad.

Otras prácticas eran el despenar o también llamado hacer la obra santa, un anticipo de la eutanasia, dirigido a quitar el sufrimiento de un amigo o familiar muy enfermo o gravemente herido. Todos estos actos de barbarie, deben ser vistos a los ojos de la moral y circunstancia histórico, social y cultural del personaje. Como dijera alguna vez un viajero extranjero sorprendido por el uso del cuchillo por parte de los criollos: el gaucho se vale de su cuchillo tanto para abrir una res como para terminar una discusión. Sin embargo, y pese a la impresión de que el gaucho pasaba su vida combatiendo y peleando, en realidad el mismo utilizo su cuchillo para mil y una tareas en su vida diaria. Desde usarlo para comer, cortar leña para el fuego, preparar estacas, cortar fachinal para techar su rancho, ayudarse en la preparación de ladrillos, cortar delicados tientos para sus trenzados, matar ganado, despostarlo, cuerearlo, etc. Su cuchillo era una extensión de su mano. 

¿Por qué el gaucho entraba a la pulpería con el rebenque colgado del facón, si el caballo estaba afuera? Cuando el matrero, que era un experto, se enfrentaba a un hombre torpe o sin experiencia, en lugar de desenvainar agarraba el rebenque, que tenía un nudo en la lonja y finteaba a su enemigo dándole una paliza hasta encontrar un hueco para partirle la cabeza con el mango. Dice el tango Mandria: Yo con el cabo de mi rebenque tengo de sobra para cobrarme.

El duelo criollo no desapareció con el gaucho, el pasto se arrimó al barro, el gaucho se puso saco y el facón se acortó y se convirtió en daga, fue de la cintura al bolsillo interno y apareció el rey tango. En los piringundines de Hansen y de Laura, una mujer podía ser la mecha, la chispa que encendiera un duelo criollo.

Ahora la técnica era diferente, menos parecida a la esgrima, con la hoja más corta casi desaparecieron las paradas con la hoja. Con el saco o el lengue envueltos en el brazo débil, los duelistas se movían como gatos hacia ambos costados esquivando y buscando el descuido para penetrar la guardia y aplicar la puñalada en el plexo, hacía arriba buscando la aorta y el corazón. La elegancia había desaparecido, en parte, pero la nobleza criolla persistía.

Cuando el malevo se consideraba muy superior a su oponente, hacía un movimiento que lo ponía en peligro pero cautivaba a la expectante audiencia. Cambiaba de paso y abría su guardia invitando la estocada. Cuando el adversario mordía el anzuelo, el guapo adelantaba un pie, giraba el torso para que la puñalada pasara de largo cerca de su pecho y por encima del brazo extendido pegaba un tajo en la mejilla, del pómulo hasta la boca, dejándolo marcado para siempre. El famoso barbijo del arrabal.

Después vendrían tiempos diferentes, tiempos que siguiendo el tango de Manuel Romero, se describen como de coca y morfina, con sus drogados y sus traficantes, que sí llevaban pistolas. Pero aquellos que no usaban gomina, no usaban armas de fuego tampoco. Juan Moreyra, la noche que fue asesinado, liquidó a una patrulla entera armada con carabinas y bayonetas, con su fiel facón de plata incrustado en oro, regalo del gobernador de la provincia, el mismo que lo vendió. El hombre guapo del pasado no prefirió el filo del acero sobre el plomo de las balas por razones económicas: fue una cuestión de nobleza gaucha.

Léxico

Flecazo - golpe dado con un lance del poncho impactando los flecos del mismo.
Cuerpeada - arrebato.
Topada - es el avance rápido con el cuerpo evitando así el uso del cuchillo de oponente apabullándolo.
Esquivar el bulto - evitar una puñalada con un esquive.
Cancha - espacio físico delimitado para vistear.
Visteo - en estos casos se usaba un palito o simplemente el dedo índice tiznado o engrasado sustituyendo el arma. La técnica de lucha -la esgrima criolla-, se basaba en las habilidades de visteador, fuera ésta adquirida o innata: vista y reflejos rápidos, un buen acopio de mañas y un gran dominio de las emociones.
Amague - engaño procurando un movimiento el cual no se realiza dejando la posibilidad de una acción inesperada.
Quite - es desviar la cuchilla con contacto de nuestra propia arma.
Planazo - es el golpe propinado con la parte plana del cuchillo en la cabeza, haciendo gala de la habilidad sin herir al oponente.
Hachazo - golpe similar al anterior pero con el filo en el cual si se busca herir ya que va dirigido con el filo.
Manteada - técnica de golpear con el poncho o rebenque.
Barbijo o bentebeo - corte en el rostro.

10 may. 2017

Depravation death fest (2008)




Cobertura Anal Vomit en Chaco 25/10/08 junto a Execrar, Infección Crónica y Septentrión

Voy a omitir detalles de lo que pasó la noche del sábado 25 de octubre de 2008 en el Club Defensores de Puerto Vilelas, Chaco. Quienes quieran enterarse, remítanse a quienes estuvieron ahí esa noche, que podrán mejor testimonio que estas frías letras de computadora del Depravation Death Fest.

ANAL VOMIT

Los principales invitados fueron los peruanos Anal Vomit, para alegría de los entendidos del metal extremo sudamericano. Su sonido, que recorre la senda del thrash hiper pesado es entrador, y desde el primer acorde se entienden las influencias, el rumbo y el camino a recorrer, pero eso no importa una mierda si querés ir a ver es un recital bien pesado. Bien ejecutado, bien ensayado, bien furioso. Así fue el set que levantó un buen pogo. 

Su guitarra taladrante y filosa, porque esa noche tocaron como trío, debido a los múltiples problemas técnicos que dejaron al violero fuera de juego. La batería parecía un martillo neumático puesto a mil, sólo ocasionalmente bajando un poco el blast pero siempre manteniéndose en la velocidad, puro platillos y parches. Un bajista/vocalista que pudo lucirse más con su instrumento - ¿porqué me parece que el bajo siempre queda relegado en este tipo de bandas? -, pero que en todo momento estuvo concentrado en escupir las letras ásperas y sucias, todo ello con una dosis de humor retorcido, con canciones sobre metal, alcohol, sexo del más sucio, y sobre todo anti cristianismo. 

Definitivamente fue una muestra de porqué son considerados una leyenda en su país… y espero que pronto lo sean en Argentina.

Execrar cerró la noche, cuando debió tocar antes que los peruanos. Sobre este trío, que tocó varias veces en el Chaco, voy a decir una sola cosa: caos. Y voy a agregar otra: chicas. 

Todos en esta banda es caótico: la vida de sus integrantes, la convivencia entre ellos, un amigo suyo que parece que los acompaña a todos lados, su ropa y un humor negro sin límites. Pero ese caos parece estar dirigido a un solo objetivo: entretener a la audiencia de la manera más extrema posible. 

EXECRAR 

El comienzo de la actuación de Execrar esa noche pudo ser considerado un desastre por cualquier otro músico, pero el baterista entretuvo a los impacientes demostrando la rapidez con la que podía reventar los parches. Me dio la impresión que cuando finalmente largaron su set sobre el público, salieron a matar o morir o dicho en otras palabras, con el sonido que había, ya que a mi parecer se tomaron menos tiempo que las demás bandas para probar instrumentos, y no les importó mas nada, salvo aporrear instrumentos y quebrar tímpanos. 

¿Su música? Me pareció un grind/death a las chapas, con pocos arreglos y picos de velocidad que solamente eran superados por… otros picos de velocidad. Perfecto cierre para una noche caótica. Caos sobre caos. Qué va a ser. ¡Se trató de un recital extremo!

INFECCIÓN CRÓNICA

Los Infección Crónica de Misiones – tocaron en segundo lugar - ofrecieron un brutal death metal técnico y lleno de matices, que incluyó una chica que cantó junto al vocalista en un tema. No dejan de sorprender las bandas que con precisión milimétrica quiebran los temas, cambian la velocidad, la vuelven a retomar, mientras la voz gutural lleva al público por una montaña rusa sonora, lleno de variaciones de tonos… dentro de lo gutural.

Son bandas como éstas las que merecen ser escuchadas en vivo… pagando la entrada y comprando, y digo comprando, no mangueando sus discos. Toda una lección de brutalidad para la cual me falta lenguaje pero me sobran oídos. 

SEPTENTRIÓN 

Los chaqueños Septentrión proponen es heavy metal del duro con voces podridas en el 60 % de sus temas y en el otro 40 % un espectro que recorre desde el heavy metal duro hasta el death metal ida y vuelta sin concesiones, una propuesta más que grata, y que me sorprendió. La remera de Imperio del cantante pudo haber tomado a más de uno de quienes no conocían la banda por sorpresa: lo suyo es lo extremo, pero en algún tema largó un agudo power metalero que dio una idea de lo amplio de su registro. Realmente este pibe podría cantar cualquier estilo, pero evidentemente encontró en los tres instrumentistas, que me hicieron recordar a los primeros trabajos de la Doncella de Hierro. Entiendo que hay otras bandas que practican esta mezcla de estilos ¿pero cuáles? Pero para mi Septentrión es algo completamente original, y es una lástima que abrieran el espectáculo para tan poca gente, que seguramente los conoce, y más de la calidad de su propuesta.



8 abr. 2017

Kriger (2017)


Kriger - Kriger (2016) EP


I - Mediador de sueños
II - La cima
III - Esclavos sin cadenas
IV - El despertar del guerrero 
V - Abismo










Black death progressivo

Integrantes

Andrés Lezcano Toledo
Jonny Toloza
Max Toloza
Pablo Zenobi
Hugo Gonzalez

Monte Grande, Buenos Aires, Argentina

Kriger: Banda de Black Death Metal, formada en 2016 por ex integrantes de Parsu y de Manigua, oriundos de zona sur.

Banda formada en abril del 2016 por los integrantes Andrés Lezcano Toledo, Jonny Toloza, Maxi Toloza, Pablo Zenobi y Hugo González. 
Hacen una fusión de black metal con death metal progresivo.

Influencias:

Immortal, Arch Enemy, Amon Amarth, Dimmu Borgir, Black Dahlia Murders, Watain, Lamb of God, Obscura

7 abr. 2017

Ley de vagos y mal entretenidos (1850 - 1869)



Carlos Morel - Payada en una pulpería 

La ley de vagos y mal entretenidos, era una ley que permitía al Juez de Paz controlar los salones de bailes, de juegos y diversión, como las pulperías, para arrestar a todos los presentes que no tenían trabajo ni residencia fija.

Generalmente se consideraban vagos a los gauchos que vivían de la doma y yerra y que se desplazaban de estancia en estancia, cuando algún patrón los requería para ese tipo de servicio.

El juez iba acompañado de la fuerza pública, la policía de la zona, y pedía inicialmente la libreta de conchabo, para demostrar que trabajaba en una estancia, la cual nació durante la presidencia de Bernardino Rivadavia con fines de reprimir la vagancia y sumar mano de obra para el trabajo de las tierras, que el gobierno había entregado en alquiler a particulares.

 La mala fama que tenía el gaucho se debía a su extrema libertad, ya que no concebía la vida sedentaria ni trabajar años y años bajo un patrón.

El testimonio de un juez de paz constituía prueba única y suficiente para calificar de vago, quien era castigado con la reclusión de dos a seis años en un alejado fuerte fronterizo militar para luchar contra el avance del indio.

Esos controles, estaban ubicados en lugares inhóspitos, sin comodidades y muchas veces casi sin comida, pues los envíos de provisiones eran esporádicos y no aseguraban la alimentación de los soldados.

Durante el gobierno de Bernardino Rivadavia se solicitó un empréstito en Londres, por 1.000.000 de libras, con la firma Baring Brothers. Este empréstito, considerado la primera deuda externa argentina, se solicitó para financiar obras públicas que no se realizaron.

La operación se concretó en 1824, pero el monto recibido (en su mayor parte, en letras) quedó reducido a 560.000 libras, luego de haberse descontado los intereses por dos años, las comisiones y otros gastos. Como garantía, se hipotecaron las tierras públicas. Luego de sucesivas suspensiones del pago de los intereses y de renegociaciones, el préstamo se saldó recién en 1904.

Con respecto a las tierras - inmovilizadas en manos del Estado como garantía de la deuda pública - fueron entregadas en enfiteusis o en alquiler a particulares, por una renta o canon anual que, además de bajo, fue difícil de recaudar.

Este sistema puso a disposición de comerciantes, ganaderos y funcionarios enormes extensiones de tierras, en forma casi gratuita.

Ante la falta de mano de obra para trabajar esas tierras, el gobierno insistió en la legislación que exigía, con el fin de reprimir la vagancia, portar la famosa “papeleta de conchabo” a los fines de demostrar que trabajaba formalmente bajo un patrón.

Fuente Colección El Bicentenario Fascículo N° 3 Período 1850-1869, nota de la historiadora María Victoria Camarasa

25 mar. 2017

El método del suicidio (1982)


Libro - Claude Guillon & Yves le Bonniec - Suicide, mode d'emploi : Histoire, technique, actualité (1982)

Libro - El método del suicidio (1982)
Libro - Suicídio, modo de usar (1982)




Manual del suicidio, subtitulado Historia, técnica, actualidad, es un libro de Claude Guillon y Yves le Bonniec , publicado en 1982 por ediciones Alain Moreau en Francia.

Este libro cuenta la historia, diferentes técnicas y relata noticias de diferentes suicidios. En el décimo capítulo, están incluidas incluidas recetas de medicamentos y nombres de fármacos letales, uno de los detalles usados por quienes abogan por prohibir su publicación.

Este libro fue censurado en Francia, incluso retirados sus ejemplares de las librerías. De acuerdo a sus oponentes, puede constituir una incitación al suicidio. Según sus defensores, levanta el tabú sobre el tema del derecho a morir y su prohibición está comprendida en la censura y va en contra de la libertad de opinión.

Publicado en 1982, se vendió más de cien mil copias, fue traducido a seis idiomas diferentes, pero está prohibida su venta en Francia nueve años después de su publicación.

La disputa por esta censura fue combatida durante trece años, en diez procesos judiciales. En 1983, el senado aprobó un proyecto de ley de castigar la incitación al suicidio, aprobado por la Asamblea Nacional en 1987. Prohíbe no sólo la incitación al suicidio, también la propaganda o publicidad de cualquier producto, objeto o método presentado como para cometerlo. En el libro se menciona estos los debates.

En 2013, el libro era difícil de encontrar en Francia. Claude Guillon también publicó un libro en el cual mira hacia atrás este período y los litigios por su anterior texto. Se llama Derecho a la muerte: suicidio, manual, (2004) ediciones Hors Commerce.

24 mar. 2017

Vivian Maier (1926 - 2009)



Fuente Página12



Hace diez años un joven obtuvo el archivo fotográfico de una desconocida Vivian Maier por 378 dólares. Lo puso en circulación y el éxito fue inmediato. Rastreando a la autora de las imágenes, pudo saberse que Vivian fue niñera, que sus registros abarcaban distintos formatos y que los rollos que había tomado en su vida superaban ampliamente los originales hallados. Fue entonces que se puso en marcha la recuperación de una obra lúcida y vibrante, un viaje sobre la vida en las grandes ciudades de los ´50 y ´60 y también un documento sobre las relaciones humanas.

Por Cristina Civale

“Paradójica, misteriosa, excéntrica, reservada” son las primeras palabras que se escuchan en el documental Finding Vivian Maier (Descubriendo a Vivian Maier) que se ve por estos días en FoLA junto a cincuenta y cinco fotografías de la fotógrafa “¿amateur”?. Esas son las palabras elegidas por quienes la conocieron y dichas a viva voz para describir a esta enigmática mujer que desarrolló una suerte de doble vida. Una social y laboral por la que se la conocía como una niñera sin estridencias, y una vida secreta en la cual registró a través de fotografías, audios y películas la vida callejera de las ciudades que habitaba. En una de las casas donde cuidaba a tres niños, contó con un laboratorio y un baño privado donde pudo revelar un puñado de las más de 100 mil fotografías que tomó durante su vida. A lo largo de ella guardó estas tomas y, hasta donde se sabe hoy, nunca tuvo intención de exhibirlas.

En 2007, en una pequeña casa de subastas en Chicago en frente de su casa, el entonces jovencísimo John Maloof compró por 378 dólares parte de un archivo desconocido que podía servirle de ayuda para un libro en el que trabajaba acerca de su barrio. Otras partes de ese archivo fueron adquiridas por otros compradores.

El material, dijo en su momento el dueño del guardamuebles donde se encontraba el prodigioso archivos guardado en cajas, había sido abandonado allí desde hacía mucho tiempo y pertenecía a una mujer llamada Vivian Maier.

Lo primero que hizo Moloof fue buscar el nombre de la mujer en Google y no encontró ni una sola pista. Luego analizó el contenido y lo desechó para su investigación, pero decidió scannear una parte. A él las fotografías le parecían buenas pero no era un experto. No supo qué hacer con ellas. Las llevó a un par de galerías pero no pudo colocarlas.

Entonces armó un blog donde subió las doscientas fotografías que había scanneado. Cualquiera podía tener acceso a ellas e incluso bajarlas. El blog estalló de comentarios cargados de admiración hacia la obra que estaba expuesta.

Fue en ese momento cuando el crítico y fotógrafo californiano Allan Sekula se puso en contacto con él para evitar que continuase regalando un material que él consideró de un valor incalculable. No hablaba sólo de dinero, se refería a una estética notable y rupturista. Sekula fue quien comenzó a armar la leyenda de Vivian Maier al asegurar que sus fotografías callejeras tomadas en los años cincuenta y sesenta estaban cargadas de un talento inusual. ¿Quién había sido esa mujer capaz de capturar de ese modo vibrante la vida de las calles y de sus habitantes?

Maloof, desde entonces, consciente del tesoro que había comprado prácticamente de casualidad, empezó un minucioso trabajo de investigación. Lo primero que hizo fue rastrear a los compradores que habían adquirido el resto de la obra de Maier y comprarla. Mientras todo esto ocurría, Maier aún vivía pobremente en un departamento que tres de los niños que había criado le pagaban por caridad y en el que finalmente murió en 2009, a los 83 años, en la más absoluta soledad. Lo del departamento es parte de la leyenda. Hay una versión que dice que pasó sus últimos años en una pensión de mala muerte. Sin embargo, Maloof no llegó a dar con ella.

En tanto continuaba hurgando entre esas cajas y dio con una dirección. Consiguió el teléfono al que correspondía y preguntó por Vivian Maier. Un hombre le contestó que esa mujer había sido su niñera y que guardaba en un depósito todas sus pertenencias de las que se iba a deshacer a la brevedad. Invitó a Maloof al depósito y le ofreció llevarse lo que quisiera. Maloof encontró aún más negativos y también película en color que, al día de hoy, no se scanneó. Además de vestidos, sombreros, recibos y otros objetos meticulosamente ordenados.

Desde ese momento Maloof decidió dedicarse a la recuperación y protección del archivo de Vivian Maier. Pidió ayuda al MoMA de Nueva York y a la Tate de Londres pero amablemente se desentendieron del asunto. Tomó la decisión de realizar todo el trabajo él mismo y con su dinero: soñaba con un libro y con una exposición que finalmente realizó en un centro cultural de Chicago. La muestra fue un éxito que trascendió las fronteras de Chicago y de Estados Unidos y el mito de la niñera-fotógrafa quedó instalado por siempre.

¿Quién era Vivian Maier?

Nació en Nueva York en 1926. Su madre era de origen francés y su padre, que dejó la casa familiar cuando era una niña, de Nueva York. Maier vivió entre Chicago y Nueva York cuidando niños y fotografiando de manera compulsiva los suburbios y las calles de las dos ciudades. Lo que nunca se podrá contestar es por qué Vivian Maier abandonó semejante obra. ¿Por qué todo lo producido a lo largo de su vida se encontraba –estando ella viva– arrumbado en un armario de un guardamuebles? Esa pregunta nunca tendrá respuesta.

A través de su cuidada investigación, Maloof logró reconstruir parte de la vida de Maier. Además de su lugar de nacimiento, averiguó que había pasado algunos años de su juventud en Francia y a su regreso a los Estados Unidos se empleó como niñera, tarea a la que se dedicó casi toda su vida.

En algún momento del año 1949, mientras aún vivía en Francia, Maier comenzó a sacar sus primeras fotos con una Kodak Brownie, cámara amateur, automática: con una sola velocidad, sin control de foco y sin posibilidad de cambio de diafragma. En 1951, a su regreso a Estados Unidos, compró una Rolleiflex, pero fue a partir de 1956 cuando comenzó una etapa de trabajo más consistente y prolífica. En ese año se mudó a North Shore, un suburbio de Chicago, donde una familia la empleó como niñera para sus tres hijos. Fue allí donde disfrutó del laboratorio y del baño privado, comodidades que le permitieron revelar y ampliar sus fotos.

Cuando los niños de la familia crecieron, Vivian buscó otros empleos y con ello debió dejar de revelar sus películas. Los trabajos temporales y las mudanzas de familia en familia, obligaron a que sus negativos quedarán sin revelar ni imprimir y su “colección de rollos” comenzó a crecer desbordadamente.

El salto a la fama de Vivian Maier fue tan repentino que dio origen a especulaciones. Hubo incluso una teoría conspirativa, según la cual no había existido nunca y era fruto de una hábil operación de marketing. Lo que sí existió fue un pleito contra John Maloof, único propietario de un patrimonio de 120 mil negativos, que impresos alcanzan cotizaciones entre los 2500 y los 5000 dólares por cada uno de los 14 ejemplares de las ediciones modernas. Luego están las copias vintage, cuya valor es mayor. El pleito fue interpuesto por el abogado y ex fotógrafo David C. Deal que habría identificado a un pariente de Maier en los Alpes franceses y al que le correspondería la herencia.

Debido a las complicaciones de las leyes federales estadounidenses sobre el derecho de autor, la cuestión empezó alargándose desde finales de 2014, sin que Maloof y los demás coleccionistas y galeristas, como la Bulger Gallery de Toronto, pudieran resolver la situación hasta mayo de 2016 en forma secreta. En una entrevista a The New York Times, Maloof aseguró haberse ocupado del legado de Maier de forma éticamente correcta y haber empezado a ganar sólo varios años después de haber gastado mucho dinero para promover su obra y preservar su memoria.

¿Estaría Maier contenta con la difusión que se está haciendo de sus obras? Es difícil de saber. Pero más allá de esto es necesario tener en cuenta que ella no fue quien seleccionó o editó las fotografías que vemos y que si fuera la editora tal vez la selección sería, probablemente, distinta. Pero aunque fuese diferente, su inocultable talento y su mirada oblicua resaltarían en cualquier recorte de ese inmenso cuerpo de obra. Y

Vivian Maier.
Fototeca Latinoamericana (FoLA), Godoy Cruz 2626, CABA. De lunes a domingos de 12 a 20.
Miércoles cerrado. Hasta el 11 de junio.
Lunes: 40$. Estudiantes y jubilados: 40$.
Resto de los días: 80$.

fola.com.ar

12 feb. 2017

Cuero pesad (1984)



Programa radial de heavy metal durante 1984
Emitido por Hit 105 FM
Conducido por Daniel Brofman Aguilar

Autor y fuente: Armada de los inmortales (2017)

La democracia argentina comenzaba a destetar y tratar de abandonar los pañales. De a poco las expresiones artísticas iban tomando lugares que durante mucho tiempo habían perdido.
Todavía tengo en mente aquellos días en los que, debido a la guerra de Malvinas, una orden nos privó de oír en la radio ó ver en la TV. todo que tenga que ver con la música anglosajona. Aquellos que estábamos creciendo con esos acordes, no teníamos otra alternativa que recurrir a nuestros preciados vinilos, solo para seguir creyendo.

Quién suscribe si bien había descubierto al hard rock, metal ó esta vertiente, como quieras llamarla, que llevamos en la sangre allá por 1976, cuando manos anónimas me acercaron el Made In Europe de Deep Purple.

En los años subsiguientes a medida que trataba de inmiscuirme en esa música que ya era parte de mí, no fue sencillo tratar de descubrir nuevas bandas, saber de ediciones, ó todas esas cosas que hoy en día, obtenemos en un abrir y cerrar de ojos.

Como ya he posteado en algún otro momento, no fue hasta 1982/83, que este país comenzara a descubrir de que se trataba el heavy metal. Eran los días de mis primeras visitas al Parque Rivadavia, donde se podían conseguir cosas inimaginables, como por ejemplo todo lo que tenía que ver con la N.W.O.B.H.M, o el despertar del metal alemán de la mano de Accept y su inolvidable Balls To The Wall. Por otra parte podías llegar a ediciones piratas que una vez que intentabas escucharlas eran simplemente inentendibles, pero hoy, visto a la distancia, creo que era lo que menos importaba.

Conducido por Daniel Aguilar, Cuero Pesado, empezó su travesía el 3 de octubre de 1983 en Fm Continental 105.5 y se trasforma en el primer programa de radio exclusivamente de rock pesado ó heavy metal, y sus derivados. Si mal no recuerdo iba de Lunes a Viernes de 23.00 a 01.00 Am. Fue allí cuando bandas como Anthrax, Mercuful Fate, y sobre todo Metallica llegan a nuestros oídos por primera vez. Seguramente en mucho de los casos, fue gracias a este programa que nuestro destino musical por llamarlo de alguna manera, cambió radicalmente y para siempre.
El programa se destacaba claramente por expandir claramente el abanico de estilos, logrando la convivencia de estilos un tanto disímiles con bandas como Metallica, Def Leppard, Anthrax, Motley Crue, Megadeth, ó Quiet Riot, que para aquel momento tenían su bautismo radial en la Argentina. Y más allá de la posterior masificación de muchas de esas bandas, también hubo lugar para descubrir algunas gemas que, vaya a saber uno porque quedaron en el camino, tales los casos de Heavy Pettin, Mindless Sinner, Chariot, por citar algunas.

Obviamente el incipiente metal nacional también tenía su espacio, y mediante aquellos demos, un tanto primitivos en realización y producción, llegaron a sonar fugazmente tales fueron los casos de Belcebú, Hangar, 6L6, y Punto Rojo, donde Walter Giardino empezaba a asomar en el horizonte metálico vernáculo. También fué la voz de aquellos que pudieron plasmar sus sueños en forma de vinilo como Thor ó Bloke y un pilar para que V8 pudiera expandir sus horizontes gracias a la reciente edición de su disco debut, Luchando Por El Metal.

El histrionismo de Daniel Aguilar era parte fundamental del programa que le daba participación al oyente a través del teléfono y las añoradas cartas manuscritas. Secciones como “lo menos de los menos”, “el cementerio perdido” ó “la pausa comercial”, se transformaron en pequeños clásicos dentro del formato del programa. Daniel, por su parte, tenía su pequeño grito de batalla que era el característico: “Qué hacés, engendro, qué hacés...?! Rata pestilente!! Soy Daniel, Caballero del Metal!!!.
Auspiciado en un primer momento por M57, una marca de ropa informal pasa a tener, una vez que se masifica, el apoyo de Little Stone.

Lamentablemente el emprendimiento no duró demasiado y al cabo de un poco más de un año, Cuero Pesado dejo de emitirse, lo que a todos los que seguimos nuestra música, nos produjo un vacío importante, por ser el único vinculo que teníamos para llegar a esas bandas que por aquel momento nos eran inalcanzables.

Tuvieron que pasar mas de seis años, para que otro programa identificado con el metal viera la luz, cuando allá por 1990, Norbeto Verea y Alejandro Nagy surgieran con la Heavy Rock and Pop, pero ya en otro contexto.

Hasta donde yo sé, Daniel Aguilar no volvió a intentar recuperar esa mística con algún proyecto similar, y continuó por otros horizontes.

Hoy a poco menos de 34 años de su emisión, decidí que era hora de reconocer a un programa de culto, que a aquellos que hoy pasamos los 50, al menos aquí en Argentina, nos abrió los ojos, los oídos y sobre todo los sentidos a este incomparable amor al metal.

En aquellos días de incertidumbre, Cuero Pesado daba una señal y mas allá de lo fugaz de su brillo, sin dudas dejó una de esas marcas indelebles que aún hoy nos muestran con no nos equivocamos cuando elegimos este destino.

En este caso nunca mejor aplicado el refrán "Lo bueno si breve, dos veces bueno".

7 nov. 2016

Motocicleta Tehuelche


"Es una moto rústica, pero el encanto lo tiene el motor y el hecho de que se fabricó acá. No hubo antes una moto totalmente argentina: hacían hasta el carburador. Es una moto para el que sabe de mecánica, porque si no queda abandonada. No traía marchas ni chavetas" . Alejandro Capano.



Esto es un copia y pega. metalbrutalargentino no pretende dar información propia, sino difundirla cuando es interesante.

Fuente

Fuente

Fuente


Tehuelche RF 75 (1959)

Tehuelche fue un modelo de motocicleta de diseño argentino presentada al público en marzo de 1957, y fabricada hasta mediados de 1964.

Fue un verdadero orgullo nacional, no obstante quedó en el olvido de las sucesivas generaciones de argentinos.




Tehuelche con Alberto Gomez en 1964

Si bien hubo en el país otros intentos, en su mayoría frustrados, de fabricar una moto nacional,  fue la única de continuidad seriada en sus siete años de producción, desde San Martin, Buenos Aires. De diseño completamente propio, copia de ninguna, esta moto competía en el plano local con otras fabricadas bajo licencia europea, como por ejemplo: Puma Primera , Segunda (Guericke), Zanella (Ceccato), Gilera, entre otras marcas.

Se distinguía tanto por el característico sonido de la cascada de engranajes de la distribución, como por sus excelentes logros en su carrera deportiva.


Motocicleta Gomez restaurada


Sus ideólogos, diseñadores y fabricantes fueron Juan Raffaldi y Roberto Fattorini. Llegaron a nuestro país desde Italia en el año 1949, después de la Segunda Guerra Mundial, junto a Carlo Preda, otro amigo y socio para el proyecto. A diferencia del resto de los paisanos, traían dinero y maquinaria para invertir en la incipiente industria argentina, en especial en el campo motociclístico, alentados por amigos instalados en estas tierras.



Detalle de Motor

En el transcurso de 1955 y después de trabajar durante años en el diseño de una moto para su fabricación en serie, Raffaldi crea un motor de cuatro tiempos de 50 cc, un poco inusual para la época, con distribución por árbol de levas a la cabeza, comandado por una cascada de engranajes, sin bomba de aceite, totalmente de aluminio. Pronto estuvo listo para participar en carreras zonales y mostró buenos resultados.



Legnano con motor Tehuelche distribución a cadena

Con algunos socios encaran en el año 1956, la tarea de fabricar una moto en serie, para tal objetivo aumentan la cilindrada a 75cc con el propósito de ingresar en un nuevo segmento. La primera sociedad duró apenas dos años y llegaron a construirse un poco más de mil doscientas motos. La nueva sociedad continúa la producción hasta la mitad de 1964, con unas tres mil quinientas motos fabricadas, y llegaron a casi cinco mil. No más de doscientas sobreviven con setenta en funcionamiento.



Legnano motor Tehuelche distribución a engranajes

Determinaron el final de su construcción la inflación, como ejemplo la carne vacuna en 1959 subió 250%. Por otro, la inestabilidad constitucional en contínuos golpes militares.

Cansados de lidiar de estas circunstancias, Raffaldi y Fattorini deciden irse de la sociedad. Se instalan en un taller propio donde se dedican a preparar estos motores para motos de competición y atender su clientela en general. Allí fabrican la “tapa 100”, de cilindro más grande y con mayor refrigeración. También le incorporan una bomba de aceite, distribución por cadena y otros detalles para mejorar las prestaciones.

En sus casi siete años la moto se modificó estéticamente en lo que respecta a pinturas y calcomanías, apareció el modelo Sport y Súper Sport, este último con velocímetro. También como los fabricantes de la segunda sociedad tenían los derechos de importación de la moto Legnano, incorporan un modelo de la moto Tehuelche llamado “Legnano” con el objetivo de aumentar las ventas. Este modelo apareció en el mercado con otro tanque de combustible y pintado de rojo y blanco. Llegando al final de producción se decide utilizar la distribución del árbol de levas comandado por cadena.


Propaganda 1957


Propaganda 1960

Motor Monocilindrico a ciclo de 4 tiempos.
Refrigeración por aire
Diámetro del cilindro 48 mm
Carrera del pistón 41 mm
Cilindrada 75 cm³
Relación de Compresión 6,5 a 1
Potencia 4,74 HP
Régimen de Potencia Máxima 6500 R.P.M.
Consumo aproximado 1 L de combustible cada 50 km


Tehuelche 1959 75cc


Distribución árbol de levas en cabeza del cilindro comandado por cascada de engranajes (hasta fines del año 1963) y comandado por cadena (fines de 1963 hasta mediados de 1964)

Válvulas: en cabeza dispuestas a 90 grados accionadas por balancines
Lubricación: con aceite en el carter, sistema de salpicado por medio de una aguja en la biela (cucharita), circulación automática en caja de cambios, embrague y distribución, (sin bomba de aceite)

Capacidad de aceite en el carter: ½ litro
Embrague: monodisco en baño de aceite
Caja de velocidades: de 3 marchas

Relaciones

1ª 2,628
2ª 1,542
3ª 1

Relaciones de velocidad

1ª velocidad: 28 km/h
2ª velocidad: 48 km/h
3ª velocidad: 74 km/h

Alimentación: carburador Dellorto MA16 (fabricado bajo licencia en el país)
Diámetro del difusor: 16 mm

Chicler de alta: #70
Chicler de baja: #30
Pulverizador 260
Bastidor en tubos de acero soldados
Ruedas llantas de acero, de 18” × 1 3/8
Neumáticos (delantero y trasero): 18 × 2 ¼

Presión de inflado
Delantera 22 libras
Trasera 28 libras
Capacidad tanque de combustible 10 L con reserva incluida.
Peso total de la motocicleta 96 kg


 Tehuelche 98 cc (1955)

Motofan Classic: Tehuelche (98cc, 1955)

Motofan Classic: Tehuelche (98cc, 1955)

Motofan Classic: Tehuelche (98cc, 1955)


Motofan Classic: Tehuelche (98cc, 1955)

Solo con fines de difusión
Cualquier búsqueda por imagen lleva a la fuente
Sin fines de lucro ni violación de derechos




Tehuelche 75cc (1958)