10 oct. 2017

Un cazador de zombis (2008)



Película - Un cazador de zombis (2008)



Escrito por Vic Cicuta (2017) 

Hace diez años el CEO de GOREVISION me invitó a participar de una escena de la película que estaba filmando, ‘Un Cazador de Zombis’… No solo fue lo primero que filmé, también fue la primera vez que entré al ya por entonces mítico Estudio Morlote…
Ni bien puse un pie dentro, enseguida empecé a reconocer muchos recovecos que habían servido de escenografía para algunas de las cintas hasta ese momento filmadas por GOREVISION… me emocioné, era como si hubiera ingresado a una de esas visitas guiadas a estudios hollywoodenses, solo que ahí no había montañas rusas ni súper instalaciones intentando hacerte creer que estás en una peli… ahí no se intentaba hacerte creer nada, ahí estabas en medio de la magia, en medio del corazón del asunto… esas paredes respiraban pasión absoluta por el cine independiente…
Pasaron diez años desde ese momento… diez años durante los cuales en Morlote se filmaron muchísimas cosas de GOREVISION como de otras productoras, tanto que un gran porcentaje de esas películas que nos vuelan la cabeza tienen al menos una escena pergeñada ahí… diez años durante los cuales Morlote se convirtió en lugar ineludible del cine under… diez años durante los cuales su nombre mutó en Gorecittá… diez años durante los cuales entrar ahí siempre se sintió como la primera vez que lo hacías…
El fin de semana próximo pasado GOREVISION filmó unas escenas necesarias para darle el toque final a STAR WARS: GORETECH… también fue lo último que se va a realizar en el Estudio… ya no habrá Morlote para el cine porque para Pini, el tipo que lo prestaba sin pedir nada a cambio, sustentar sus gastos le resulta muy cuesta arriba… Nada muy novedoso en estos tiempos que corren…
Ayer estábamos terminando la jornada y me costaba caer en la cuenta de que esa era la última vez en que estaríamos ahí filmando, bebiendo, asadeando, cagándonos de risa, pasándola bien entre hermanos… A la noche, ya en casa y más tranquilo, entendí que en definitiva todo eso va a seguir ocurriendo, solo que en otros lugares… estaba triste, pero no del todo… Y es que si algo aprendí en Morlote es a nunca bajar los brazos, si algo me enseñó Morlote es el concepto de hermandad… esa que sigue adelante porque su convicción no conoce de renuncias…
Un lugar mítico donde he pasado enormes momentos de mi vida ya no va a estar como sitio donde juntarse, pero solo como sitio físico… Y es que las épicas paredes de Morlote no solo vieron cómo los impresentables amantes del cine más psicótico del planeta hacían de las suyas, también, y aun más importante, los cobijaron… esas paredes les enseñaron que todo lo que les pasaba por la cabeza podía convertirse en realidad… Esas paredes vivían, viven y vivirán…
Morlote nunca fue un ‘Estudio de Cine’, Morlote fue, y es, un integrante más del equipo brindando todo de sí en pos de llegar a la meta… semejante pasión jamás deja de existir… seguirá respirando y latiendo en esas paredes como lo hace en tantísimos films que la han inmortalizado para siempre… lo hará también en el tatuaje grabado a sangre y fuego que lleva cada uno de los que han pasado por ahí…
Es lógico estar triste, pero, como ya dije, si hay algo que me enseñó Morlote es a ir para adelante contra viento y marea… una de las mejores enseñanzas que uno puede recibir en la vida…
ALBRICIAS!!!!



No hay comentarios.:

Publicar un comentario