Mostrando las entradas con la etiqueta Anarquismo. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Anarquismo. Mostrar todas las entradas

diciembre 16, 2019

Amargo Obrero



Aperitivo Amargo Obrero



El Amargo Obrero fue una bebida elaborada por Pedro Calatroni y Antonio Tacconi en la ciudad de Rosario, Santa Fé, en el año 1888, con una mezcla de hierbas aromáticas serranas, a fines del Siglo XIX.

Una reacción a las bebidas dulces que bebían las clases burguesas. Fue una creación del sindicalismo anarquista, caracterizado por los colores rojo y negro de la etiqueta. Adoptado posteriormente por el peronismo, que lo identificó como el aperitivo elaborado por la clase trabajadora argentina.

La etiqueta de la botella muestra un puño, una maza, un yunque y una hoz, haciendo alusión al movimiento obrero. Beberlo era de rutina entre los peones y obreros. La bebida fue traída al país por inmigrantes italianos. Se caracteriza por poseer un olor parecido al fernet, pero más dulce. Se obtenía de una mezcla de hierbas como la carqueja, la manzanilla y la muña-muña, con una graduación alcohólica del 19 %.
Considerado el “aperitivo del pueblo argentino”. Décadas atrás, las etiquetas tenían un sol de fondo, representando el nacimiento de una nueva nación. El cambio a una etiqueta neutra, sin ninguna simbolización, fue ordenado durante la presidencia de Leopoldo Fortunato Galtieri.

El Amargo Obrero fue un aperitivo emparentado con el anarcosindicalismo y marca absoluta de nuestra identidad, bebida de la clase obrera, en toda la Argentina.


¡Qué los parió! ¡Qué no hicieron los ácratas en la Argentina, desde las Sociedades de Fomento a la Cultura y el Arte, pasando por los clubes barriales, que muchos de ellos se transformaron en clubes de fúlbol. Los panaderos le pusieron sobre nombres a las “facturas”: “cañoncitos”, “bolas de fraile”, “suspiros de monjas”, y otros, con el rejunte de todas las facturas que sobraban, lo denominaron: “sacramento”. Y lo que faltaba, un aperitivo: ¡AMARGO OBRERO! Creación e identidad. Nacido desde la “Barcelona Argentina”, así se la llamaba a Rosario en el movimiento obrero a principios del siglo XX.
Amargo Obrero - La bebida anarquista de la Argentina


Información  extraída de patagoniaskinhead.blogspot




El Amargo Obrero fue una bebida elaborada por Pedro Calatroni y Antonio Tacconi en la ciudad de Rosario, Santa Fé, en el año 1888, con una mezcla de hierbas aromáticas serranas, a fines del Siglo XIX.

Una reacción a las bebidas dulces que bebían las clases burguesas. Fue una creación del sindicalismo anarquista, caracterizado por los colores rojo y negro de la etiqueta. Adoptado posteriormente por el peronismo, que lo identificó como el aperitivo elaborado por la clase trabajadora argentina.



La etiqueta de la botella muestra un puño, una maza, un yunque y una hoz, haciendo alusión al movimiento obrero. Beberlo era de rutina entre los peones y obreros. La bebida fue traída al país por inmigrantes italianos. Se caracteriza por poseer un olor parecido al fernet, pero más dulce. Se obtenía de una mezcla de hierbas como la carqueja, la manzanilla y la muña-muña, con una graduación alcohólica del 19 %.
Considerado el “aperitivo del pueblo argentino”. Décadas atrás, las etiquetas tenían un sol de fondo, representando el nacimiento de una nueva nación. 


El cambio a una etiqueta neutra, sin ninguna simbolización, fue ordenado durante la dictadura de Leopoldo Galtieri. 


El Amargo Obrero fue un aperitivo emparentado con el anarcosindicalismo y marca absoluta de nuestra identidad, bebida de la clase obrera, en toda la Argentina.


¡Qué los parió! ¡Qué no hicieron los ácratas en la Argentina, desde las Sociedades de Fomento a la Cultura y el Arte, pasando por los clubes barriales, que muchos de ellos se transformaron en clubes de fúlbol. Los panaderos le pusieron sobre nombres a las facturas: cañoncitos, bolas de fraile, suspiros de monjas, y otros, con el rejunte de todas las facturas que sobraban, lo denominaron: sacramento. 




Y lo que faltaba, un aperitivo: ¡AMARGO OBRERO! Creación e identidad. Nacido desde la “Barcelona Argentina”, así se la llamaba a Rosario en el movimiento obrero a principios del siglo XX.




septiembre 11, 2017

40 años de punk (2017)



40 años de punk (2017)

Ciudad de México, Mayo 16, 2017 (TXART) A sus 73 años Penny Rimbaud estará por primera vez en México, en el marco de diversas conmemoraciones en torno a los 40 años del estallido del movimiento punk en el mundo. Rimbaud fue baterista y cerebro creativo de Crass, un grupo seminal del movimiento art punk y anarco punk surgido en la primera camada del movimiento en 1977. Más que un grupo musical, Crass es una comunidad revolucionaria que contribuyó al movimiento antinuclear, la defensa de los animales y el pacifismo. Con una dura crítica al punk y la acaparación de la industria en la escena musical, revolucionaron la escena creando su sello discográfico Crass Records.

Actualmente Penny vive junto con una comunidad libertaria manteniendo la comuna Dial House en Essex, Inglaterra. Además de continuar con proyectos artísticos que no ha dejado de impulsar en ningún momento de su fructífera vida. Durante su estancia en nuestra ciudad, Rimbaud participará en diversas charlas y encuentros con estudiantes y miembros de colectivos artísticos y contraculturales. El calendario de charlas es el siguiente:

Martes 16 de mayo: “Arte y transgresión”. Museo del Chopo, 12:00hrs.

Miércoles 17 de mayo : “Desbordar la vida”. UACM Centro Histórico. Sala Isoptica. 17:00hrs.

Miércoles 17 de mayo: Convivencia en el Real Under (Monterrey 80), 19:00hrs.

Jueves 18 de mayo: “Politic kills: Punk y transformación social”. Facultad de ciencias políticas de la UNAM. Auditorio Ricardo Flores Magón. 18:00hrs.

Viernes 19 de mayo: “Nos deben una vida“. Encuentro en Centro Cultural Casa de Ondas. (Manuel Carpio # 15). 18:00hrs.

Todas las actividades son abiertas al público en general.


Más que un grupo musical, Crass, fue un colectivo artístico de una decena de estudiantes de la escuela de Arte de Londres que, como buenos descendientes del movimiento hippie de los 60s y convencidos de que el punk comercial de los Sex Pistols era una pantomima “rockstarista”: optaron ellos por irse a vivir a una granja comunitaria ubicada a las afueras de la ciudad de Essex, al sur de Inglaterra, donde cultivaban sus insumos alimentarios e intentaban relaciones horizontales ajenas a cualquier lógica estatísta.

A decir de Penny Rimbaud, “Sacrificamos el placer personal por el bienestar común, de hecho no sabíamos cómo era la sensación individual. Éramos una máquina increíblemente bien eficiente y bien aceitada en donde adquiríamos la sensación de humanidad”.
Partidarios de la acción directa Rimbaud, Gee Vauche, Phil Free, Eve Libertine, Steve Ignorant y compañía concibieron que Crass seria su vehículo para expandir el anarquismo y, sobre todo, la consigna “Hazlo tu mismo” (Do it Your Self) como forma de promover la autogestión y la autonomía frente al capitalismo, por aquellas fechas representado “magistralmente” por Margaret Thatcher. “No éramos una banda por motivos artísticos, dijo Rimbaud, lo que queríamos era mostrar nuestra rabia e impotencia por un país y mundo que están funcionando mal”.
Crass logró relativo éxito en lo que a venta de discos se refiere. Grabados por ellos mismos y distribuidos sólo de manera independiente, digamos en sus tocadas y en algunas pequeñas tiendas de discos, sus álbumes “Penis Envy” de 1981 y “Yes Sir i will” del 83 lograron influir en algunos circuitos de la opinión pública, fundamentalmente a los asociados con la intelectualidad universitaria y, quizás gracias al morbo que caracteriza a los medios masivos de comunicación, fueron varias veces entrevistados en una decena de programas televisivos, de donde invariablemente fueron echados por blasfemar a la Reina Isabel y al resto de monarquía Británica. 

No en pocas ocasiones tuvieron que enfrentar procesos legales por violar los valores conservadores de buena parte de los ingleses.
La publicación de sus fanzines “National Anthem” y “The Eklektik” en los que daban rienda suelta a su creatividad gráfica y literaria contribuyó a la conceptualización del art punk, es decir a la categoría que unifica a la actitud rebelde del movimiento, con la música y la peculiar estética que lo caracteriza. 

El logo de los Crass con el que grafitearon todo Londres a principios de los 80s es hoy un símbolo indivisible de los ambientes anarko – punks. Como agrupación musical, Crass se disolvió en 1984 dejando un bagaje de 19 grabaciones, rústicas casi todas ellas. Sin embargo la mayoría de los miembros del colectivo siguieron activos en la escena alternativa.
Penny Rimbaud, además de mantener activa la comuna, ha publicado 17 libros, algunos de ellos sumamente trascendentes para los movimientos alternativos. Su libro “The last Hippie” de 1986 causó fuerte polémica pues en él, Penny hace una fuerte crítica al sistema de salud mental como mecanismo de control y dominación social. También ha publicado. “La firma del diamante” es considerado su mejor libro. Se trata de las bases de su concepción sociopolítica, fue inicialmente publicado en 1974 y se ha ido actualizando permanentemente. El escritor californiano Lawrence Ferlingetti lo calificó como: “Un enorme, ambicioso y sonoro trabajo para la imaginación visual”. Ambas publicaciones, junto con su autobiografía “Shiboleth: Mi propia revolución” de 2006, más documentales y música de los Crass pueden hoy conseguirse en la distribuidora de materiales izquierdosos AK Press 
(www.akpress.org)
En varias de las charlas, Rimbaud estará acompañado de Patricia Pietrafesa, icónica punk argentina de la seminal banda She Devils y de Kumbia Queers. Pietrafesa ha dedicado buena parte de su trabajo a recopilar, editar y publicar la historia del punk por diversos medios.




septiembre 04, 2016


 

Letra A mayúscula dentro de una circunferencia 
símbolo del anarquismo
Representa la O de obrero que encierra a la A de anarquistas


 (U+24D0)

mayo 30, 2016

Martín Alvarenga - El anarquismo en Corrientes - La historia que nunca se escribió (2006)


El anarquismo en Corrientes - La historia que nunca se escribió

Por Martín Alvarenga



Hay una historia escrita por los vencedores y otra versión que fue manipulada por los voceros oficiales en la misma memoria social, en detrimento de quienes fueron los vencidos. Porque los historiadores de linaje, muchas veces, no se ocuparon de darle la palabra al pueblo.

¿Historia borrada por una mano negra?

Las escaramuzas de los anarquistas en Corrientes durante las tres primeras décadas del siglo XX no han sido objetivadas en la escritura, siendo ocultadas por una versión de la historia política ligada a los apellidos de abolengo.
Hay una historia escrita por los vencedores y hay otra versión, en cambio, que ha sido manipulada por los voceros oficiales en la misma memoria social, en detrimento de quienes fueron los vencidos, porque todos los que estuvieron en esa épica anónima ahora ya no están y los historiadores de linajes, muchas veces truchos, no se ocuparon de darle la palabra al pueblo.

Lo que les interesó a los seudoacadémicos, oxidados en los claustros y envejecidos en un discurso unilateral que se traduce en monocorde soliloquio, es la historia oficial, la de las instituciones y de las formas de poder público y privado. Salta a la vista que hay un elenco de cronistas genuflexos, con las excepciones del caso, que va transmitiendo de generación en generación los hechos del pasado, maquillados en un discurso que un segmento minoritario disfruta en leerlo. Estos cortesanos forman minúsculas corporaciones, vestidos con los sofismas de la soberbia y de la mezquindad a la hora de graficar un suceso.

La aventura correntina que nunca se escribió

Tuve conocimiento desde muy pequeño, a través de mi padre y de mi madre, sobre la existencia de un movimiento anarquista en Corrientes, que seguía la línea de la Fora nacional; la sigla Fora significaba Federación Obrera Argentina, y tenía un corresponsal en nuestra provincia que era mi padre, quien distribuía material ideológico en toda la zona ribereña del puerto principal y de lo que fue el Puerto Italia, donde había obreros de la construcción de barcos, estibadores, embolsadores de materia prima alimentaria y navegantes conocidos como embarcadizos. Les estoy comunicando circunstancias que acontecían de un modo dominante desde 1915 a 1930, inclusive, con el derrocamiento de Hipólito Yrigoyen y la llegada de Uriburu, que realiza una masacre de los anarquistas y socialistas en Buenos Aires, en ocasión de la Semana Trágica y de la secuela de rebelión de los trabajadores de la Patagonia, dramática proletaria que, con sapiencia, la relató Osvaldo Bayer.

Mi padre poseía publicaciones gremiales y libros de teóricos ya clásicos como Bakunin, el príncipe Kropotkin, Eliseo Reclus y del gran novelista León Tostoi, un anarquista católico. Pero fundamentalmente era un activista gremial.Tanto es así que, en una ocasión, los obreros portuarios se rebelaron contra la patronal por los ínfimo salarios que recibían, entonces decidieron en asamblea realizar una huelga que contó con la decisión unánime de los trabajadores.

Los patrones, para quebrar esta acción, trajeron indios del Chaco para que hicieran la tarea del embolsado de yerba, lo que motivó una gran escaramuza de los asalariados que en una gesta heroica desalojaron a los aborígenes y tomaron el puerto hasta que la patronal accedió a sus reclamos.
Otras cosas curiosas, en base al testimonio de mi padre y de mi madre.

Obreros que hacían manifestaciones en los principales sitios –de lo que entonces era ciudad-pueblo– por demandas laborales; manifestaciones de empleadas domésticas que llegaban con sus reclamos hasta la Casa de Gobierno; pronunciamientos y marchas contra la ejecución de Sacco y Vanzetti, obreros que una y otra vez habían manifestado su inocencia sobre cargos infundados para contrarrestar el movimiento de los trabajadores en Estados Unidos.

Es indudable que la inyección de concientización de clase tuvo su influencia decisiva con la llegada de numerosos inmigrantes en el ocaso del siglo XIX y en el umbral del siglo XX en Buenos Aires, lo que determinó que un excedente llegase a las provincias, más allá de que en Corrientes fueran menos que en otros lugares. Lo que sí se dio en esta franja mesopotámica y tragicómica fue la simbiosis ideológica del gringo con el mestizo, dando como resultado la ideología del anarquismo y del socialismo.
Este movimiento subtropical también fue aniquilado: se allanaron casas, se destruyeron libros con material ideológico, hubo detenciones. Mi padre se salvó porque un día antes mi madre, anticipándose al peligro, quemó todo el material informativo que se recibía desde Buenos Aires para su posterior distribución en Corrientes.

¿Causalidad o casualidad?

No me sorprende la actitud fosilizada de algunos profesores de historia o especialistas autodidactas, que se autotitulan inexorablemente historiadores. Creen que la solución del conocimiento del pasado se sustenta a través del método positivista, como si la travesura del hombre sobre la tierra funcionase como un cálculo matemático o como el objeto de estudio de las ciencias naturales. El hombre no es una piedra o un vegetal, es algo más: el alma tiene una semántica infinita y no se la puede encerrar en la caja fuerte del dogma.

Los "referentes" de la historia son más papistas que el papa, pues idolatran la documentación pasando por alto la distancia histórica que está mediatizada muchas veces por una sucesión de versiones, versiones que están inevitablemente impregnadas de subjetividad, de la imagen del mundo de quien cuenta el acontecimiento. No advierten que la historia humana está hecho de pasiones, de caprichos y de imposibles; no les resulta inteligible que la creatura (un vocablo que va más allá de la palabra persona), haya sido creada por Dios o por la naturaleza, a la vez de que es capaz de contar con la posibilidad de crearse y recrearse a sí misma.

De tal manera que el documento, al pasar por el estremecimiento de lo humano, se completa con la interpretación; es decir, con el desarrollo de la comprensión. Los historiadores tienen la responsabilidad no sólo de explicar (razonar), sino también tiene que hacerse cargo de la simbolización (explicitación/desocultación de aquello que subyace por debajo de la información), de aquel sector del conocimiento que exige una supracomprensión abarcadora y prismática.

En el equívoco del positivismo como absoluto tiene mucho que ver con el etnocentrismo que obnubiló a la generación del 80, para quienes el indio y el gaucho no eran más que la barbarie; se olvidaron que el gaucho había luchado en las guerra de la independencia; no tuvieron la intuición humanista de Fray Bartolomé de las Casas, quien reconociera el ethos poderoso de las culturas precolombinas. Con ello no puedo negar los logros significativos de esa generación; no obstante, es bueno tener presente que ninguna ideología y ningún método tiene la última palabra.

Quisiera enfatizar que la manera en que ha sido contada la historia de Corrientes no es casualidad; mi estimación señala un grado de intencionalidad y eso da lugar a una crítica de la mirada, a una revisión de su complaciente perspectiva. Hay un interés de clase, se da conscientemente una defensa del status quo, una apuesta por la inmovilidad y una omisión al dinamismo del fluir en la cultura y en la sociedad.

Una prestigiosa figura (?) dijo por un medio impreso que la historia era válida a partir de la documentación y no a partir de la interpretación. La verdad que a esta altura del siglo no podía creerlo. Las dos facetas deberían ser integradas para comprender mejor nuestro pasado y, por ende, nuestro presente y nuestro futuro.

Si he apuntado el bache de la ausencia de la historia del anarquismo, me pregunto cuántos baches hay que detectar en nuestra memoria escrita, una historia escriturada que nos dificulta atravesar el presente con la lucidez y la profundidad que nos merecemos como comunidad, una asignatura pendiente que tendrán que superar las futuras generaciones de docentes, estudios e investigadores para que la voz de la historia sea pluralista, equitativa y unificadora de la tradición y del cambio en los puntos neurálgicos y vitales de nuestra sociedad.

Martín Alvarenga

Ensayo

diciembre 08, 2015

Rubén Brenner - Se llamó Carriego (1987)



01 Se llamó Carriego
02 De sobremesa
03 La costurerita que dio aquel mal paso
04 ¡Pobre Mamboretá!
05 Los perros del barrio
06 La silla que ahora nadie ocupa
07 Los lobos
08 Los viejos se van
09 Mambrú no volverá
10 La que se quedó para vestir santos


Este álbum, es un homenaje a Evaristo Carriego (1883-1912) quien fue el primer poeta argentino que escribió sobre los arrabales (barrios pobres) y su gente. Todo el tango que vino después, fue influido por la obra de Carriego. Un joven ácrata nacido en Entre Ríos. Incluso escribía en "La Protesta" que fue el periódico anarquista mas leído en esos años.

Rubén Brenner explica cómo conoció estos poemas:
"La primera vez que oí hablar de Carriego fue cuando yo tenía 6 años. Un amigo de mi padre vino a comer a casa y -como me habían dicho que escribía cuentos-, le pedí que me contara uno. Me senté al lado de él y me empezó a hablar de mitología griega, de cábala judía y, además, me habló de ese poeta de barrio que se mezclaba con cuchilleros. El amigo de mi padre era Jorge Luis Borges. A partir de ahí, para mí, Carriego pasó a formar parte de la mitología."

Estos versos de Evaristo Carriego y su musicalización por Rubén Brenner fueron autorizados por familiares de Evaristo Carriego. Los arreglos orquestales estuvieron a cargo del Maestro José Carli y entre los catorce músicos que participaron, hubo algunos que pertenecieron a la orquesta de Astor Piazzolla, otros a la Camerata Bariloche y otros a la Orquesta Estable del Teatro Colón.


Café de los Inmortales. Buenos Aires, inicios de 1900. Evaristo Carriego lo frecuentaba por esa época. El nombre del café fue puesto por Florencio Sanchez, una de las principales figuras del teatro mundial, y al igual que su amigo Carriego, eran masones y anarquistas.




octubre 13, 2015

Hombre de América (1940)



Revista - Hombre de América - N°1  Enero (1940)


Revista - Hombre de América - N°2 - Febrero (1940)

//

Revista - Hombre de América - N°3 - Abril (1940)


Revista - Hombre de América - N°4 - Mayo (1940)


Revista - Hombre de América - N°5 - Julio (1940)


diciembre 07, 2014

Anarquismo - La mentira del anarco capitalismo (2014)





¿Por qué le llaman anarcocapitalismo cuando lo quieren llamar neoliberalismo? 

El anarcocapitalismo llamado anarquismo de mercado o anarquismo de propiedad privada es una filosofía política que promueve la anarquía entendida como la eliminación del Estado y la protección de la soberanía del individuo por medio de la propiedad privada y el mercado libre.

El neoliberalismo es una corriente politicoeconómica que defiende la reducción de la intervención del Estado al mínimo.

El sistema capitalista es un sistema basado en la propiedad privada y economía de mercado en base a la oferta y la demanda. Eliminar uno de ellos no es suficiente, ya que el sistema revierte a la situación previa: Economía capitalista vs Anarquista: Producción para la oferta vs producción para la demanada

El anarcocapitalismo es un neologismo usado por la corriente ultraliberal para enmascarar el concepto de CORPORATOCRACIA aprovechando la expansión de la cultura anarquista. Propone que las distintas organizaciones y empresas pueden gestionar los bienes y servicios mejor que los Estados. Monsanto cree que puede gestionar los servicios agropecuarios mejor que el ministerio de agricultura. Si las corporaciones son anarquistas yo soy un unicornio. Esto es ingeniería lingüística, neolengua: reconversión=despidos, intervención militar=ayuda humanitaria,...anarcocapitalismo=corporatocracia. recomiendo el post "Clases de política y neolengua: Lección de lectura inversa, doble discurso, teoría y ejemplos".


¿Sirve de algo usar palabras antagónicas? ¿Sirve de algo usar el prefijo Anarco- para todo?¿Porqué no llamarse:

Partido Libertario junto a nacionalpacifista,
nacionalanarquistas,
nacionalmarihuaneros y nacionalpiratas. Vaya panda!
- Anarcofascistas: eliminación del estado y la protección de la soberanía del individuo por medio del ejército, y un Lider: Generalísimo, Duce o Führer a ser posible. 
- Anarcoautoritarios: eliminación del estado y la protección de la soberanía del individuo por medio de la autoridades reconocidas por todos los indivíduos, en base a su reconocimiento.
- Anarcomonarquia: eliminación del estado y es el rey el que garantiza la soberanía del individuo.
- Anarcoteistas: eliminación del estado y es la iglesia la encargada de garantizar la soberanía del individuo.
- Anarconacionalistas: eliminación del estado en un territorio y es el pueblo suscrito al territorio el que ejerce la soberanía.
La pregunta fundamental ¿Qué es el anarquismo?
A grandes rasgos el anarquismo es una filosofía política y social que llama a la abolición del Estado entendido como gobierno y, por extensión, de toda autoridad, jerarquía o control social que se imponga al individuo.
Ni propiedad privada, ni dinero, ni leyes, ni autoridades, ni imposiciones, ni ejércitos, ni mercados, ni iglesia.

Sino apoyo mutuo, solidaridad, acción directa, autogestión. Tan solo personas libremente organizadas que deciden cómo quieren vivir su vida sin imposiciones. 


El uso del mimetismo y las modas estrategia capitalista para ganar dinero y poder
Cuando se produce un movimiento, un avance, una idea, un evento, que capta la atención y aumenta de seguidores es imposible que el resto de personas no lo perciban e intenten adaptar sus principios a sus propias necesidades. La moda del anarquismo llena desde aulas de colegios a escaparates de Zara de As circuladas de color fosforito.


Los gurús de las nuevas tendencias se forran: discursito, página web, un par de artículos. Tal vez un pequeño partido político, alternativo a toda esa corrupción, formado por personas de moral irreprochable y principios irrefutables, no como el resto. El paso final es escribir un libro y empezar a dar conferencias. La lectura más superficial de cualquiera de sus escritos o intervenciones revela su verdadero interés: dinero o poder; o simplemente vivir bien sin dar un palo al agua. 
El poder establecido tampoco es ajeno a las tendencias, y usa de nuevo el mimetismo, adapta su discurso y símbolos para atraer incautos. Esta vez para atraer a tibios libertarios que creen que el anarquismo tiene que estar bajo el control de un ente, aunque no lo llamen estatal, o capitalistas que creen que el sistema funcionaría mejor en base a las empíricas leyes de mercado según oferta y demanda y no de un corrupto estado, causante de todos los males.

Ya una vez el fascismo se vistió del rojo y negro, la Falange, diciendo 'sindicato' cuando quería decir 'ejército'. El capitalismo de estado ruso vivió décadas bajo el nombre de Comunismo y los países modernos se afanan en llamar 'democracias' a sus oligocrácias.


Anarcocapitalistas, sois tan imbéciles que cuesta creer que podáis existir como 'corriente de pensamiento'.

diciembre 06, 2014

Severino di Giovanni (1901 - 1931)



Severino a los 24 años, fotografiado por la policía luego de un incidente en el Teatro Colón en un acto de repudio al creciente fascismo italiano. Su ojo izquierdo conserva señales de haber sido golpeado


Nació en Italia el 17 de marzo de 1901. Expulsado por el fascismo se radicó en Argentina donde trabajó como tipógrafo y editor. Militó en la tendencia anarquistas de los expropiadores violentos e incursionó en el terreno del atentado político. Considerado por la sociedad burguesa "el hombre más maligno que pisó tierra argentina" fue fusilado como simple delincuente por la dictadura militar de Uriburu el 1 de febrero de 1931. Tenía 29 años. Silenciado por la historia oficial, la memoria popular y la investigación histórica -especialmente Osvaldo Bayer- reivindica a Di Giovanni como luchador social.



junio 25, 2014

Pedro Kropotkin - A los jóvenes (1880)



"A cuántos poseéis capacidad, ingenio, si sentís un átomo de simpatía en vuestro corazón, servid a aquéllos que más lo necesitan. Pero no olvidéis que, si venís, no lo hacéis como amos, sino como compañeros de fatigas. Que no venís a gobernar, sino a fortaleceros en la nueva vida que conduce a la conquista del porvenir; que más que a enseñar, venís a penetraros las aspiraciones de los más; a adivinarlas, a darles forma y a trabajar con la viveza de la juventud y el juicio de la madurez; practicando lo que os digo observaréis una conducta verdaderamente noble y racional, pues cada esfuerzo vuestro producirá fruto abundante; y una vez establecida la sublime armonía entre vuestras acciones y vuestra conciencia, os sentiréis con facultades que nunca soñasteis pudieran existir en vosotros.
Hay que luchar incesantemente por el triunfo de la verdad, la justicia y la igualdad entre los hombres. ¿Qué más noble carrera puede ambicionar la juventud del mundo entero?"



abril 17, 2013

Federación Obrera Regional Argentina (1901)



Canciones anarquistas de la revolución social española y de la Argentina (1901)



 Compilado - Canciones anarquistas de la revolución social española y de la Argentina (1901)

 01 Introducción del grupo
02 A las barricadas
03 Viva la FAI
04 Hacia la revolución
05 Luchar obreros
06 A las mujeres
07 Pout porri
08 Arroja la bomba
09 Salud proletarios
10 La internacional
11 Viva la anarquía
12 Juventud
13 Hijos del pueblo
14 Hijos del pueblo - (Argentina)
15 Recitado
16 Milonga social del payador Libertario
17 Milonga anarquista
18 La verbena anarquista
19 Este y aquel
20 Guajiras rojas
21 Marsellesa anarquista
22 Semana trágica
23 Maldita burguesía
24 La maldición de un maldito
25 Guitarra roja
26 Guerra a la burguesía
27 El deportado
28 Héroe a 'Saco y Vanzetti'
29 19 del Noviembre
30 Canta
31 Compañero
32 Durruti
33 Deportado
34 Malditas elecciones
35 Me hice
36 Por ahí viene



febrero 04, 2013

Notas de Libertad - Compilado (2004)



Compilado - Notas de libertad (2004)


Recopilatorio venezolano con  24 canciones hechas por 14 Trovadores de, Argentina, Ecuador, Estados Unidos, Francia Y España.

01. Pastel Celestial (Joe Hill)
02. Mala Reputacion (George Brassens)
03. Carteo (Paso A Paso)
04. Hambre De Vida (Paso A Paso)
05. Lloro Por Dentro (Paso A Paso)
06. Hey (Mai Rojo)
07. Historia (Gabriel Sequeira)
08. El Anarquista (Gabriel Sequeira)
09. Perdido En Las Calles (Gabriel Sequeira)10. Herrante Extremeña (Sena Jariz)
11. Lindos Gatitos (Lengua De Trapo)
12. La Copla Del Palo Bueno (Lengua De Trapo)
13. Bandera Negra I (Jaime Guevara)
14. Bandera Negra II (Jaime Guevara)
15. Only 8 (Ethan Miller)
16. El Hombro (Juanito Piquete)
17. Voces Libertarias (Juanito Piquete)
18. La Mulata (Pablo Garabato)
19. Bienvenido Al Camino (Pablo Garabato)
20. Maknovtchina (Serge Utge)
21. Ay Margarita (Pito Karcoma)
22. Revolucion (Pito Karcoma)
23. Indios De La Calle (Sonoris Causa)
24. Cualquier Noche (Sonoris Causa)

agosto 16, 2012

El Anarquismo Argentino



1. Hijos del pueblo (Himno anarquista)
2. Recitado (Letra con que los anarquistas cantaban al iniciar sus actos a principios de S. XX)
3. Milonga social del payador libertario (Anónimo 1902)
4. Milonga anarquista (Anónimo 1906)
5. La verbena del anarquista (Anónimo 1905)
6. Este y aquel (Letra de F. Gualtieri)
7. Guajiras rojas (Anónimo 1918)
8. Marsellesa anarquista (1907)
9. Semana trágica (Letra F. Gualtieri 1919)
10. Maldita burguesía (Habanera 1907, Anónimo)
11. Maldición de un maldito (F. Gualtieri 1926)
12. Guitarra roja (Martín Castro 1928)
13. Guerra a la burguesía (Tango 1901, Anónimo)
14. El deportado (Anónimo 1920. Canción del vagabundo de "Alma de Dios", E. Serrano)
15. El héroe (de un payador patagónico sobre el tema de F. Gualtieri)
16. Sacco y Vanzetti (Martín Castro 1928)
17. Fracción de "A las barricadas" (Himno anarquista de la guerra civil española)




Canciones y poemas anarquistas argentinos, hay payadas, milongas, y hasta un tango, y varios recitados y fracciones de canciones libertarias conocidas, con guion del historiador, periodista y militante Osvaldo Bayer y relatos del actor Hector Alterio.