3 sep. 2019



El Santo Oficio impondrá severo y ejemplar castigo a todo aquel cristiano que con maléficas artes inhale y expela humo por cualesquiera de sus orificios naturales, utilizando para ello la planta de tabaco, malhallada en el Nuevo Mundo. Que así sea y se cumpla.  

No hay comentarios.:

Publicar un comentario