25 jul. 2011

Gatos Sucios (2011)



Gatos Sucios en CECUPO, Resistencia, Chaco  23/07/2011 

Ver dos discos nuevos de Gatos Sucios en las disquerías porteñas me encantó: la banda estaba de vuelta pero ¡son una mierda! Y sin embargo ¿cómo pueden sonar tan bien en vivo?

Con ese prejuicio me fui a verlos esa noche, y con esa pregunta salí entusiasmado del recital. Y es que en los últimos años la banda giró de un punk thrash a toda puta hacia un hard rock que en los discos de 2005 y 2008 me sonaron insulsos. Y sin embargo ¿cómo pueden sonar tan bien en vivo?

Para las 21:00 estaba programado el comienzo del recital, y como era de esperarse, cuando llegué a las 23:00 dos bandas soportes recién comenzaban: Unánime, con su “hardcore callejero de la vieja escuela” y Ligeramente Alegre, punk rock melódico fusionado con reggae y ska (no conozco bien la diferencia) y una versión mortal de Hombres de Hierro. A los demás teloneros no los vi., lo lamento. Estoy podrido de esperar horas y horas a un recital que nunca empieza, prefiero llegar tarde.

Gatos Sucios subió a escena y la pinta hard rockera de Diego Ortiz no pintaba nada bueno. Al menos Pelke Amaral tenía pantalón escosés… y comenzó la joda, si señor. En vivo la banda sonó bien potente, supongo que no fue un recital demoledor como en los comienzos, los dos principales músicos acusan los años con el físico. Diego está lejos de tener ese vozarrón potente y profundo, ahora parece cantar algo así como Johnny Rotten, mientras que Pelke le agregó demasiados solos a la guitarras… y bue, ahora es una banda hard rock. 

Los Gatos Sucios evidentemente no pudieron superar el mazazo que significó Locura General, su disco de 1993, y de hecho temas de ese  disco fueron los más tocados, los más ovacionados, con extractos de esa obra maestra abrieron su actuación - “Locura general” - y cerraron  con “Sobre tus teas”. En el medio, y de ese mismo disco sonaron otros himnos como “Hippie Jimmy”, “Depredador”, “No me mires”, “Está todo mal”, y “Calesita del vicio”. Tantos temas de un CD en el set lista muestran claramente cuál es la mejor obra de la banda, y por lejos.

La versión de “Histérica” hubiera tenido la misma polenta de no ser que la banda la unió con “Arañas”, de modo que algunos nos confundimos un poco. No importó, porque temas como “Siniestro”, “Chiflados”  y “Jugando al rock ´n  roll” sonaron mucho más potentes que en la grabación, la cual yo odio. “Inmortales” es un tema que demuestra que la banda podía haberse repetido cómodamente – AC/DC, Motörhead – y las cosas les hubieran salido bien.

Dos versiones con resultados completamente opuestos: “Poison heart” en español - un asco - , y “El forastero” - una maza -, y sobre este tema Diego dijo “Riff es la única banda que respetamos, que está por encima nuestro, de las demás somos papá”.

En fin. Gatos Sucios estuvo lejos de ser nuestro papá, pero por lo menos no se hicieron la tía maricona. Al final, fue tío que nos lleva al prostíbulo a debutar. El punk/thrash de sus comienzos siempre apareció, pero el costado rocanrolero asomó en el timbre que Diego usa ahora y en los solos de la guitarra. Digamos que la banda, al menos esa noche, puso en equilibrio MUY delicado lo mejor de sus dos etapas.
Todo terminó a pura fiesta con “Sobre tus tetas”, y nosotros esperando un bis que nunca fue.

El público fue ecléctico, algunos “viejitos”, como quien escribe, y muchos pibes, thrashers, hardcore y punks de Chaco-Corrientes. El lugar, el centro Cultural Popular (CECUPO) es malísimo para el sonido, pero creo que en general la cosa zafó.

Muy buena ejecución de la banda… mientras esperamos que vuelva a su sonido punk y podrido. ¿Nostalgia? Quizá. Me gusta el punk al taco.
.  






Lista de temas 
 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario